Historia

Laprida es uno de los 136 partidos de la provincia argentina de Buenos Aires. Se encuentra en el centro sudoeste del territorio provincial y su cabecera es la ciudad homónima, sobre el Ferrocarril General Roca a Olavarría, a 486 km de Buenos Aires; y las rutas provinciales RP 51, RP 75, RP 76, RP 86.

Tiene una superficie de 3.454,98 km2 y se encuentra totalmente comprendido dentro de las pampas húmedas.

Su nombre responde a un homenaje al sanjuanino Francisco Narciso Laprida: Presidente durante el 9 de julio del Congreso de Tucumán, de 1816, firmante del Acta de Declaración de la Independencia Argentina.

El partido de Laprida se encuentra ubicado a 450 kilómetros de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Se trata de un lugar con 10 mil habitantes fundado en el año 1889. Limita con los partidos de Gonzáles Chaves, Benito Juárez, Pringles, Olavarría.

El clima de este partido se caracteriza por ser templado y de estaciones bien marcadas por los cambios de temperatura.

Sus características son muy comunes a todos los pueblos del interior de la provincia, con un alto contenido histórico y una importante riqueza patrimonial, cultural y turística.

Fue creado el 16 de septiembre de 1889 por medio de una ley con tierras que hasta entonces habían pertenecido a Coronel Suárez, Juárez y Olavarría. En la misma ley se fijaron sus límites, estableciéndose que sería ejido del pueblo cabecera a fundarse, una extensión de 5.400 hectáreas de tierra particular apta para agricultura, que el Poder Ejecutivo designaría por medio del Departamento Topográfico y de la Oficina de Agricultura, extensión que aquel procedería a adquirir por compra o permuta o expropiar en caso que su dueño se negase a vender o permutar.

El 1 de agosto de 1890 se conformó la primer Comisión Municipal, mientras que el 26 de enero de 1891, asumió quien fue su primer intendente, el Sr. Agustín P. Saffores.

El pueblo fue fundado sobre terrenos de propiedad del Sr. Pedro Pereyra y el 20 de diciembre de 1890, se declaró cabeza del partido un campo de su propiedad. El agrimensor Adrián Philip fue propuesto por Pereyra y aceptado por el Gobierno para llevar a cabo ese trazado que se inició el 24 de marzo de 1891. Philip delineó 64 manzanas, 80 quintas y cierto número de chacras, procediendo a señalar reservas para escuelas rurales, servicios municipales y policía, cementerio, iglesia, Municipalidad, plaza, escuelas dentro del pueblo, etc.

Los trabajos fueron aprobados por el Gobierno el 8 de mayo de 1891, mediante una resolución en que se declaró que el dueño del terreno vendería los solares, quintas y chacras en el término de tres años, y que por Escribanía Mayor de Gobierno debían escriturarse a favor del Fisco, libre de gravamen, los terrenos reservados para usos públicos.

En 1907, por resolución del 7 de noviembre, se autorizó al señor Enrique Santamarina para ensanchar el ejido del pueblo trazado en 1891, con 2.440 hectáreas de su propiedad, resolviéndose que se destinarían de las mismas dos reservas de 2 hectáreas para 2 escuelas y las correspondientes reservas para calles, las que se escriturarían a favor de la Dirección General de Escuelas y la Municipalidad, respectivamente.

Su arquitectura, los paisajes, sus espacios culturales son visitados por los turistas que quieren conocer un sitio diferente, muy especial. La arquitectura de la zona se caracteriza por tener un marcado estilo usado en la década del 40, entre las principales obras encontramos el Palacio Municipal, la Plaza Central, el Viejo Corralón, la Delegación de San Jorge y el Matadero, todas obras del Arq. Francisco Salamone, Laprida es la ciudad que cuenta con mayor cantidad de obras del mismo en el país.

Quienes quieran pasar un día en contacto con la naturaleza pueden visitar el Complejo Turístico El Paraíso, ubicado a orillas de la laguna. En este lugar se pueden realizar todo tipo de deportes, acampar o compartir un asado. El lugar cuenta con: restaurante, vestuarios, zona de camping, zona de parrillas, anfiteatro, actividades deportivas (futbol, voley, tenis, deportes náuticos, pesca), piscina, juegos para niños, paseos de artesanos y como alternativa podes sumarle la pesca en la Laguna El Paraíso.