INOLVIDABLE FESTIVAL DE CIRCO CALLEJERO
08 de Abril de 2019

Gran nivel artístico, entretenidos espectáculos y a pleno sol en la Plaza Pereyra. Fin de semana para el recuerdo de los lapridenses.


Por noveno año consecutivo Laprida disfruto del circo callejero, en un fin de semana donde las mejores compañías del país llenaron la plaza central de color, alegría, humor, malabares y acrobacias

Se realizó la 9º edición de este Festival Nacional organizado por el Gobierno Municipal desde el año 2010, en una divertida y colorida propuesta que crece con el correr de los años y donde al público lapridense se le suman vecinos de ciudades de la región, en dos días a pleno sol.

La Plaza “Pedro Pereyra” se transformó en un gran escenario de circo callejero, con dos espacios montados a modo de escenario, uno sobre la plaza en el lateral que desemboca en la Avenida Pereyra y otro sobre la calle frente a la Municipalidad, pudiendo verse cientos de niños pequeños y otros niños con algunos años encima disfrutando de espectáculos de excelente nivel artístico.

Seis compañías se presentaron este fin de semana en nuestra ciudad, Circo Ferzza, Alegro Andante y Bondava lo hicieron el día sábado mientras que Compañía Nube, Cabaret Caprich y Batacazo el domingo, quienes nos regalaron entretenidos espectáculos con una variedad temática interesante, propuestas renovadas y talento inigualable por parte de sus protagonistas.

Además hubo otras atracciones que fueron compartidos por los presentes como la llegada de las batucadas de Abuelos en Amistad el sábado y Rama Callu de Azul el domingo y las jornadas tuvieron un cierre destacado, el primer día con los Autos Maníacos y sus acrobacias sobre la Avenida San Martín y el domingo con la gala de circo callejeros a través de la presencia de artistas participantes en el festival con los números destacados y la presentación de los coordinadores del Festival, Circo Eguap con Roque y Minimi en la pista de circo.

Además los jóvenes de la Promo 2019 de la Escuela Agraria y de la Secundaria Media ofrecieron stand con venta de tortas, panchos con juegos para los más chicos, y emprendedores locales mostraron sus trabajos en el Paseo de los Artesanos en una de las veredas laterales de la plaza.

Los días previos permitieron la realización de talleres donde niños pudieron hacer malabares, piruetas, burbujas, acrobacia en tela y sobre monociclos como juegos con aros, acercándose al maravilloso mundo del circo callejero.